7 votes, average: 4.71 out of 57 votes, average: 4.71 out of 57 votes, average: 4.71 out of 57 votes, average: 4.71 out of 57 votes, average: 4.71 out of 5 (7 votes, average: 4.71 out of 5)
You need to be a registered member to rate this post.
Loading...
Lupine

Un héroe surgirá

by Lupine

Misteriosa imagen…

Boheio. En el update anterior dije que muy pronto vendría un update mío, o uno de Bicho, o la serie de Lia. Pasó un mes sin novedades. Esta página no cambia más.

Mientras tanto, encontré un nuevo hobby, algo así como el piercing, solo que en vez de automutilarme prefiero ir destruyendo poco a poco mis funciones motoras. Primero me la puse con la moto: un geronte decidió que la mitad de la calle era el mejor lugar para doblar y no se calentó en poner el guiño, función del coche que en San Isidro solo sirve para ver si cada luz de las balizas anda, por separado. Resultado final: Un hematoma en la gamba izquierda, pero sin mayores problemas.

A la semana, no tengo mejor idea que ponerme a saltar como un resorte bebé pidiendo upa. En una cama elástica. Estas cosas están hace rato en nuestras vidas, principalmente utilizada por niños, por lo cual se puede decir que son seguras. Resultado final: Distensión de ligamentos en el tobillo izquierdo, imposibilidad de caminar.

Lo bueno es que todo me pasa en la misma pierna, impidiendo que me movilice poco a poco, y evitando que salga a la calle a correr autos o alguna pelotudez nueva que me deje cuadriplégico. Pero el tema que nos compete acá, es otro. La moto. Y todo lo ocurrido en el último mes.

El problema con este vehículo es que no hay manera fácil de escuchar música mientras estoy andando. Usar auriculares es un problema cuando se usa casco, ya lo probé, y noté que si los auriculares siguen en su lugar cuando me lo pongo, al sacármelo es muy difícil no arrancarme una oreja. No usar casco no es una opción, no por seguridad, sino porque me cago de frío y el viento en la cara a mas de 60km por hora no me deja ver un carajo.

Fue así que encontré la solución: Por un lado antiparras para proteger mis ojos y que no me joda el viento, por otro lado, una buena bufanda tapándome la boca para no tragarme bichos cuando voy cantando metal (ya me pasó) y al mismo tiempo cubrir la mitad de la cara y el cuello del frío. Además, de esta forma podía usar los auriculares tranquilo y puedo ir escuchando música. Pero ocurrió algo inesperado. Me puse todo esto y me vi al espejo. Todo fue claro en ese momento. Una amiga, de la cual no recuerdo el nombre, me había dicho hace poco “El mundo necesita un héroe”. Allí estaba yo, con mi mascara de justicia puesta. Ese día… nació El Capitán Misterio!

Día 1.

Pronto me di cuenta que necesitaba un ayudante, y sin perder tiempo fui a mi cuarto a ponerle una bufanda a mi gato quien seria una mini-versión mía. “Joven MiniSterio!” le grite con un índice apuntado a su dirección general, y mi gato salio corriendo hacia al altillo. Bueno, podía esperar. Al menos tenía el vehículo, no otro que La Nave Misterio, a la cual di a llamar “Cólera”. MONTE EN CÓLERA y comencé a buscar crimen, excitado como lesbiana ciega en una pescadería.

No tardé mucho en encontrar a un par de niños que se pasaban una pelota de uno a otro, mientras otro niño, considerablemente subido de peso, los corría inútilmente y sudaba como un aire acondicionado en Enero. Echando una frenada épica, baje de mi corcel motorizado y enfrenté a uno de los niños.

Capitán Misterio!: “Mocoso, devuelve ese balón”
Nene1: “No”
Capitán Misterio!: “Vamos a hacerla simple. Soy un perfecto desconocido, estoy disfrazado, tengo una navaja en la campera y si no soltás la pelota te corto los tendones de cada extremidad y te llevo como un tapado de piel.”

Los niños salieron corriendo entre sollozos, aunque el gordo se quedo y agarro la pelota, al mismo tiempo que preguntaba:

Gordo: “Quien sos?”
Capitán Misterio!: “Soy el Capitán Misterio y hago menester el cese de la injusticia con el poder de mi dialéctica superior”
Gordo: “Que?”
Capitán Misterio!: “Exacto, párvulo. ¡Adiós!”

Victoria! Así se llamaba mi amiga. Bueno, volviendo al relato, seguí por unas horas mas de calle en calle pero no encontré nada que requiera mis servicios. Agotado, volví a casa y me tome un café.

Día 5

El Capitán Misterio!

Era un buen día para ser un paragón de la justicia. Salí de casa temprano y decidí que en pleno San Isidro no iba a encontrar mucho crimen, por lo cual me acerque a la villa mas cercana. Tras un par de callejones, me tope frente a una mujer siendo ultrajada por un maleante. Frenando como un campeón, bajé de mi vehículo y tire un poco de agua caliente de un termo sobre una caja llena de hielo seco, que llevaba en mi mochila, y que apoyé cerca de la moto. Enfrenté al caco y lo siguiente aconteció:

Capitán Misterio!: “¿Que clase de abominable drama es este? Soltá esa mujer ahora mismo.”
Tipo jodido: “ajajajajajjajajajajajja”
Capitán Misterio!: “Ok termina de reírte.”

Al rato.

Tipo jodido: “Flaco, te podes ir a la mierda o te tengo que coger a vos también?”
Capitán Misterio!: “Voy a ponerlo en términos simples para que me entiendas. Claramente si esta mujer no opone mucha resistencia es que estas armado, mínimo con una navaja o una pistola, verdad?”
Tipo jodido: “Tengo el fierro acá (se palpa el bolsillo del cangurito)”
Capitán Misterio!: “Tal como pensé. Esta claro entonces, ya que mencione tu pistola antes que me digas algo, que me metí en esta situación sabiendo que estas armado. Esta claro también, que de alguna manera pretendo frenarte. ¿No te parece extraño que esté tan calmado, cuando vos tenés una pistola? No hay que ser un científico nuclear para darse cuenta que si sigo acá, y todavía pretendo que te mandes a mudar, debo tener algo mucho mejor que tu pistola para defenderme. ¿No?”
Tipo Jodido: “Que, tenés un fierro también?”
Capitán Misterio!: “Decirte que tengo perdería la gracia. Te voy a dar una opción. Podes irte ahora, sabiendo que podes volver a robar o violar en cualquier otro momento, así que no perdés nada. O te podes quedar y averiguar como te voy a frenar. Claro que, si me estoy enfrentando a un hombre armado que no dudaría en matarme, lo que tengo para vos debe ser bastante jodido. Además, mirame, estoy encapuchado y claramente no del todo cuerdo. Es posible que hasta sienta un disfrute casi sexual en hacer este tipo de cosas. Entonces, ¿que elegís? Disculpame si mientras tanto, me froto el bulto en anticipación.”

Tras unos 20 segundos de tensión, el maleante se mando a mudar.

Mujer: “Gracias!”
Capitán Misterio!: “No vuelvas a pasar por este lugar, esta claro que no es seguro. Maneja otro camino para llegar a tu destino la próxima vez. ¿Esta claro?”
Mujer: “S… si señor… eh… puedo preguntar como iba a defenderme si el otro se quedaba?”
Capitán Misterio!: “Eso…. (mientras monta en cólera) es un Misterio”
(El Capitán se esfuma en la niebla producida por el hielo seco)

Día 10

Paseaba con mi rodado justiciero cuando vi un hombre a punto de tirarse del balcón de un 7mo piso, vociferando amenazas. Frené la moto de la manera mas pistera posible, pero en cambio hizo “criii” y frenó así nomás. Arranqué de nuevo, di la vuelta manzana, volví a frenar y esta vez di un trompo loco terminando en la misma posición en la que empecé. Bajé como un dandy y noté el cadáver desparramado del tipo del balcón. Bueh, yo traté.

Dos cuadras mas adelante, llegando a la costanera, veo un pibe con una roca en atada al cuello, acercándose al río. Haciendo un stoppie circense, freno al lado y le digo:

Papá?

Capitán Misterio!: “Que hace, buen hombre, que necesidad tiene de tal funesto acto?”
Flaco: (Pensando un momento si contestarme o no, para luego decir) “La vida es una mierda”
Capitán Misterio!: “Es tu opinión y como tal, bastante subjetiva. Hay muchas cosas por las cuales vivir. Como el amor.”
Flaco: “Ay por favor. No me vengas con esas estupideces. Guerra, hambre, engaños, mentiras, todo es una gran cagada. No existe la gentileza, el cariño, es todo sufrimiento y dolor. Dejame en paz”.
Capitán Misterio!: “Como prefieras. Pero antes, ya que es tu último soplo de vida, dame un gusto. Esperame acá 5 minutos.”
Flaco: “Hacé lo que quieras.”

Cual felino que busca ratas en los basureros, me puse a buscar en las cuadras próximas el espécimen necesario, recorriendo su habitat natural: plazas y escaleras de edificios. En 2 minutos di con mi objetivo.

Capitán Misterio!: “Subite a la moto”
Gótica: “Estas vestido raro”
Capitán Misterio!: “… dice alguien cuyo atuendo parece el hijo bastardo de un vestido de novia y una segadora de pasto”
Gótica: “Buen punto”

Con darkotica puesta, volví a donde estaba mi suicida amigo.

Capitán Misterio!: “Niña, parate acá un segundo. Flaco, resumime en 30 segundos tu visión del mundo y las relaciones humanas”
(30 segundos mas tarde)
Gótica: “HAZME TUYA EN LA ESCALERA DE UNA IGLESIA”

Juntos, los dos se fueron de la mano, intercalando besos con frases apocalípticas. No es un misterio que esas actitudes son solo un grito desesperado de amor, y rimel. Ah, Capitán, hay algo que no hagas?

Día 15.

Tras un par de semanas, el barrio ya rumoreaba sobre mi alter-ego. Se decía que medía 2 metros, otros aseguraban que era mas fuerte que un toro, no cualquier toro, sino un toro que trabajase de personal de seguridad en un boliche. Si alguien preguntaba mi opinión sobre el misterioso encapuchado, para proteger mi identidad evitaba hacer comentarios al respecto mas que “Lo único que me contaron es que la tiene de 20cm, muerta”.

Confiado, una noche de viernes salí a ver en que podía ser útil. Pronto llegue a la cola de un micro de esos que llevan a la juventud a las matinees. De repente la vi: Una púber, de buenos rasgos y vestida a la moda de esa semana en particular, se robaba la propina de la mesa exterior de un restaurante. Frené haciendo un 2 al cubo, que seria similar a hacer un 8 pero yo lo llevo al extremo. Me bajé y enfrenté a la, hay que reconocerlo, muy cojestible pendeja:

Capitán Misterio: “Cesa, succubus postmoderna, tus delitos menores con el único objetivo de lograr la insípida valoración de tus pares”
LiLa: “** kIeN sOs??1! kE tE pASa tAraDOooooooo”
Capitán Misterio: “AAAAAHH.. como… ¿que es este poder? ¿Como puedes pasar tu clara verborragia pandemónica de forma escrita a un medio oral?”
LiLA: “A rE, eRa tODo cOMplICaDo hAblANdo, fEooooo nOsTrAs sOmOs rE MoNiiisssshsh”
Capitán Misterio: “¡PIEDAD! ¡POR GUTTEMBERG! ¡POR EL PEQUEÑO LAROUSSE ILUSTRADO!”
LiLA: “tE gUsTA eL oTrO Yo?”
El Capitán Misterio se desmaya

Desperté en un charco de mi propio sudor. No había nadie en la calle, todavía no había amanecido. Volví derrotado a La Cueva, mientras mis pensamientos me atosigaban: ¿Como era posible que alguien no solo escribiese tan mal, sino que este hecho haya trascendido lo escrito para pasar a lo oral? Claramente nadie mas podía notarlo mas que yo, pero ¿Podía dejar esto pasar? Claro que no.

Día 20

“Sos de un grosor considerable,
hacelo parte de tus conocimientos”

Luego de unos días de meditación bajo la cascada, entiéndase por esto sentarme con las piernas cruzadas bajo la ducha, reuní coraje y decidí enfrentar a mi Némesis. Por suerte había recobrado ciertas pistas de la escena del crimen que mi enemiga había dejado: el envoltorio de un chicle y brillantina para la cara. Introduciendo los elementos en la compactera de la supercomputadora de mi cuartel, no mas que una PC vieja con el símbolo de superman pintado con marcador indeleble en el CPU, tras minutos de análisis apareció la respuesta: A fatal exception 0E has ocurred at 1528:C4811D00. Estaba claro: Una fatal excepción, seguramente la falta de células grises en el cerebro de la bobalicona, había ocurrido en Cabildo al 1528. Por suerte se leer computador.

Pronto me encontraba en la puerta de su casa. La hora final había llegado. En algún lado, un reloj sonó. Un perro aulló. Una hoja cayó. Y Cris… Miró. Toque el timbre. Pronto me abrió la puerta:

LiLA: “oLiSssssssssssssss”
Capitán Misterio!: “Tu genocidio lingüístico ya no me afecta, arpía. Vengo a increparte a que devuelvas esa propina que te llevaste y que ceses tus patéticos llamados de atención para compensar una clara falta de afecto en tu entorno familiar”
LiLA: “Aaaaaaaaaah eL lOCo enCapUcHado!!!”
(LiLA agarra un paraguas de al lado de la puerta y le pega al Capitán en la cabeza. El Capitán se desploma, pensando “Capaz el casco era buena idea”)

1 hora después

Capitán Misterio!: “… mi cabeza. ¿Donde estoy? Parece un sotano… momento… ¿estoy atado a la silla? Esto me recuerda a un mp3 que me baje de una página de humor una vez..”
LiLA saca una cámara digital y dispara hacia el Capitán
LiLA: “wiiiii vA pArA eL FoToLOg”
Capitán Misterio!: “Mi imagen… no puede ser utilizada en tu portal de la ignorancia…”
LiLA: “OtRA maS!!! ^^”
Capitán Misterio!: “Parala!!! Cada fottiis me … fottis? La influencia de tu attentionwhorismo me… eso no es una palabra real”
(LiLA saca otra foto)
Capitán Misterio!: “tE saRPaS eN boBaaaaaa… aaadahjrak mE eStA asimilando a dàs+”
Capitán Misterio!: “Adiós, serenidad… adiós, respeto… adiós, cultura… me kedan soLo uos poCoS sEgunDoss…”

¿¿¿¿ES ESTE EL FINAL DEL CAPITAN MISTERIO????

¡¡¡¡SUSPENSO!!!!

MISTERY DANCE!

Ok seguimos.

(Figura desconocida): “Hola. Dejaste la puerta abierta”
LiLA: “QuIen sOS? PeNse qUe esTe lOcO hAbIA vENiDo SoLo”
Capitán Misterio!: “¿Solo? ¡ES LA GUITARRA DE LOLO!”
(Figura desconocida): “Te cojo.”
LiLA: “keEE?”
Bicho (sacándose la remera): “Por que estas vestida todavía? No me hagas calentar.”
Capitán Misterio! (recobrando la compostura): “Bicho? Que haces acá?”
Bicho (sacándose las zapatillas): Lo tenias de nick en el MSN, pelotudo . Por que CARAJO siempre te contactan a vos las pendejas que leen LIA? Encima después no querés coger de a tres pero te disfrazas de puto y te haces atar a la silla, vos sos un enfermo. Y VOS POR QUE ESTAS VESTIDA?”
LiLA: “BaStA qUe lE pIDo a Mi ViEJa QuE lOS eChE!!”
Bicho: “… te lleno la cara de leche.”
LiLA: “MaMaaaaAAAAAaAA” (se va corriendo)

El Capitán Misterio y el Capitán Pánico
veraneando en Tortuguitas.

Bicho (desatando al Capitán): “No quiero que me expliques nada, vamos”
Capitán Misterio!: “¡Pero esto no puede quedar así!¡Crimen y castigo!”
Bicho: “Callate la boca Lupine. Vamos.”
Capitán Misterio!: “¿Pero no lo ves? ¿No ves el daño a largo plazo?”
Bicho: “Basta. Vamos y te compro un dannette”
Capitán Misterio!: “… de dulce de leche?”
Bicho: “Si.”
Capitán Misterio!: “¡¡Yay!!”

Y así, me comí un postrecito y mi cruzada contra el crimen terminó. Pero algún día, puede que no hoy, quizás no mañana, ni en un mes… puede que veas pasar un extraño sujeto en una moto negra, y si ocurre… cuida tu lenguaje.

–Agregado 30/07/2005 12:47a.m: A los que se hacen los abogados locos y saltan con “No se de que se queja teniendo en cuenta que no pone una puta tilde”, contesto: Yo soy Lupine, estoy aprendiendo a escribir con tildes de a poco, lo he reconocido en el pasado. Pero si el Capitan Misterio hubiese escrito este update, necesitarian un representante de la Real Academia Española para explicarles que dijo.

Mas alla de eso, comparar la falta de una tilde con escribir una palabra que lleva una letra “q” y una “u” con k y alternando mayusculas, es como comparar el hecho de abrazar a una compañera de trabajo de manera inapropiada con cojerse una sobrina sobre la mesa de navidad.

18 Responses to “Un héroe surgirá”

  1. bajar libros kindle amazon

    Un héroe surgirá « La Internet Apesta

  2. click the up coming website

    Un héroe surgirá « La Internet Apesta

  3. myxlife.net says:

    myxlife.net

    Un héroe surgirá « La Internet Apesta

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.