2 votes, average: 3.50 out of 52 votes, average: 3.50 out of 52 votes, average: 3.50 out of 52 votes, average: 3.50 out of 52 votes, average: 3.50 out of 5 (2 votes, average: 3.50 out of 5)
You need to be a registered member to rate this post.
Loading ... Loading ...
Lupine

Como hacer una serie animada

by Lupine

Mis manatíes son EXTREMOS
IT´S ON, MAIDA!

Kc shavan. No son pocos los updates en los cuales mencioné que estaba trabajando en “la serie de LIA”. Mucho se ha especulado sobre la misma, pero ¿cual es su historia? ¿Qué puede tardar tanto? Ahora les voy a explicar, por lo cual sepan que este update no va a ser gracioso, pero tiene valor anecdótico. Acompañenme en este relato sobre como al final, lo que buscamos afuera está dentro nuestro. Por eso devoro prostitutas.

Todo comenzó algún tiempo atrás en la isla del sol. Se cruzaron los dos caminos por casualidad. LIA llevaba pocos meses de vida y como tal era una cagada tras otra. Pronto descubrimos que el internauta promedio se asusta si ve mas de 2 parrafos de texto, por lo cual teníamos que pensar una nueva forma de atraer gente, algo que involucre dibujitos porque es la única manera de captar su atención. Bicho quería hacer un webcomic, yo quería hacer una serie animada. Ya que lo segundo era mucho más complicado, fuimos por eso, lógico. Una noche escribí un boceto de guión para el primer capítulo, lo repasamos con Bicho, este último sugirió muchos chistes, solo puse uno, y teníamos nuestro piloto listo. El problema era que ninguno de los dos dibujaba, por lo cual comenzamos la eterna búsqueda.

Dibujante 1: Gazu

Conocíamos a este pibe por un foro, sabíamos que podía hacer cosas en Flash porque habíamos visto algo de lo suyo y tenía todo lo necesario: dibujaba y animaba bien. Hasta le agregaba unos efectos re chulos. Lo citamos en un McDonalds, le mostramos el guión, Gazu lo miró y dijo “Hmmm… seh, en una semana están hechos los personajes”. “Si en 1 semana tiene los personajes, en un mes tenemos la serie” le dije a Bicho contento. “Besame” me pidió el, “No” fue mi respuesta. Todo marchaba.

Lupine según gazu

Pasaron dos meses y Gazu nos iba pasando algunas imágenes de los personajes. Ok, tardó mas, pero la cosa marchaba. Pasaron 2 meses mas. Otros 2. No lo quería joder al pibe pero el nos había dicho otra cosa, por lo cual lo apuré un poco a lo cual me dijo “Bueh si lo querés más rápido pagame”. Ahí ya me calente. ¡Dis-cul-pame, no sabía que estaba tratando con Drawy McDrawer! El, como todos los que le siguieron, sabía que no iba a ver un mango, ya que ni yo lo veo. Quien se prendiese al proyecto tenía que hacerlo por “amor al arte” o mejor aún, para poder hacer algo que seguramente le iba a servir en el futuro no solo por la experiencia sinó para poder decir “yo hice esto” a la hora de tratar de vender sus servicios como dibujante o animador. No es lo mismo hacer un flash boludo de 15 segundos sobre una pelota rodando que toda una serie. Me parecía que solo por eso, cualquier dibujante se podía prender. Pero no.

Bicho ya para el 8vo mes se había olvidado prácticamente de la serie. Mas de un año mas tarde, Gazu me pasó 5 segundos de la primera escena. No entendí si fue de onda o un insulto. No nos dijimos nada, pero estaba claro que nuestra asociación se había terminado. Desde ese entonces tenemos una sana enemistad con el, algo así como Newman y Seinfeld.

Me puse a buscar dibujante de nuevo y llegué a:

Dibujante 2: Pinga Estudios

Pinga Estudios era básicamente un flaco que ofrecía sus servicios como dibujante, diseñador y animador. El nombre de su empresa no era realmente “pinga” estudios, pero no me acuerdo como era así que de ahora en mas lo llamaremos así. Mientras que este muchacho hacía cosas por guita, aceptó hacerlo de onda, seguramente por lo que dije antes. La serie a esta altura me parecía una basura. Reescribí el guión. Se lo pasé, me dijo “en 1 mes sale”. Le dije a bicho “Men, en 1 mes tenemos la serie”. “Groso” me dijo. Al mes el flaco desapareció, nunca mas entró a MSN y dejó de contestar el celular.

Vamos de nuevo. No se como a los 3 meses encontré a:

Dibujante 3: OtroFlaco

No me acuerdo el nombre de OtroFlaco, en vez de tener un nombre común como Scavenger Of Souls o Phobos Anomaly se llamaba “Ariel” o algo así. A esta altura me olvidé, por lo cual lo llamaremos OtroFlaco. Cuando OF me pasó dibujos suyos noté un problema al instante. El flaco dibuja DEMASIADO bien. O sea, puede dibujar dragones y ponerse nombre de arbol y está hecho. Le pedí que nos dibuje a mi y a Bicho, como para testear, y sus dibujos resultaron demasiado serios. Si hacíamos la serie así, iba a dar mas la impresión de estar viendo Johnny Quest que una ganzada. Le dije:

Lupine: OtroFlaco, dibujas muy bien man pero necesito que los dibujos sean mas, no se, “joviales”. ¿Entendés a lo que voy?
OtroFlaco: Ok.

Mientras que resolvía eso, apareció:

Lupine según Viking Heart

Dibujante 4: Viking Heart

Tampoco recuerdo como llegué a el pero me vino barbaro. Me pasó sus dibujos y era exactamente lo que necesitaba. Aún mejor, podía dibujar en flash y lo hacía muy bien. El problema era que no sabía casi nada de animación. Tuve una idea:

Lupine: OtroFlaco, mirá, apareció un pibe que dibuja justo como necesito pero no anima. ¿Vos te copás en animar los dibujos de otra persona?
OtroFlaco: Ok.

Hermoso. Tenía dibujante Y animador. Estaba hecho un empresario loco. Le dije a Bicho: “M3n, en un mes tenemos la serie”. “Seh” me dijo. Viking vivía en el interior, creo que en Santiago, pero iba a pasar por Buenos Aires. Como la serie ya me parecía una basura, reescribí el guión. Aproveché para encontrarme con el para darleselo y ya que iba a dibujar para nosotros, le presté mi tabla digital, una que compré hace tiempo porque estaba en oferta por mas que no supiese dibujar. Quizas no era lo mas inteligente darle una tabla digital nueva a un completo desconocido que vive a miles de kilómetros, pero esta vez si me iban a abandonar, que me caguen también, carajo. Yo tengo huevos.

Lamentablemente Viking Heart me dijo a los dos o tres meses que realmente le estaba costando todo lo que requería el capitulo y prefería bajarse porque entre que se estaba mudando de provincia y otras cosas personales, no iba a tener tiempo que dedicarle realmente. A esta altura no me sorprendía, pero le agradecí sobremanera que tuviese la decencia de avisarme, y sin que pase un año. Me lo encontré nuevamente en uno de sus viajes a capital, me devolvió la tabla y terminamos bien. Después lo borré del MSN como una ex mala. Me rompía el corazón, pero me quedaba algo mas para hacer:

Lupine: Che man, el dibujante no puede seguir con la serie así que lamentablemente paramos acá.
OtroFlaco: Ok.

Adoro a ese tipo.

Viking me pasó todo lo que había hecho antes de bajarse, unos cuantos dibujos en flash que estaban barbaros de los personajes principales. En retrospectiva, podría haber intentado con eso, pero en ese momento me parecía una tarea titánica. Por lo tanto me enojé y dije “Fue, que la haga otro”.

Pasaron los meses y un día me entró el entusiasmo de nuevo. Tenía que hacer la serie, y si nadie la iba a dibujar, lo iba a hacer yo, carajo. Esto quedó en palabras, pero sirvió para que un lector de LIA pensara “Por Dios que Lupine no la dibuje, antes la dibujo yo”. Así llegó:

Dibujante 5: DiegoCuac

Lupine según DiegoCuac

La ventaja de este muchacho era que, a diferencia de los anteriores, conocía bien LIA, por lo que estaba mas conectado con el guión… el que había reescrito al hablar con el ya que, lógicamente, a esa altura lo que tenía me parecía una basura. No dibujaba con sombritas y cosas chulas como Viking en Flash, pero tenía mas espontaneidad para hacer humor gráfico. Además, parecía sinceramente excitado con la idea. “En 1 mes tenemos la serie” le dije a Bicho. “Chupame la pija” me contestó.

Pasaron los meses y el entusiasmo de DiegoCuac se iba haciendo cada vez menor. Había pasado de decir “Quiero ponerme a dibujar” a “Quiero sacarme esto de encima” y agregaba “Y después de un buen tiempo entre el primer y segundo capítulo, mas vale que el segundo sea menos complicado”. “Si man, ni te preocupes por eso” le decía yo, sabiendo que el segundo era el doble de complicado, pero sin decirselo hasta no tener el primero.

De cualquier manera, ya tenía todas las voces grabadas, por lo cual solo faltaba lo gráfico… aunque presentía lo de siempre. Por momentos parecía que de nuevo, la serie iba a estar frenada para siempre. Hasta que un día hace poco mas de un mes, alguien dijo Noviembre. “¿Como Noviembre?” pensé yo. “¿YA estamos en Noviembre? ¡Desperdicié mi vida!”. No se por que me agarró esa desesperación, pero no podía pensar en un fin de año sin serie. Le dije a DiegoCuac “Ok, fue, no hagas la serie, pero pasame TODO lo que hayas hecho hasta ahora. La voy a hacer yo.”. Tardó 2 semanas en hacerlo ya que le surgieron complicaciones como “Me da paja conectar el scanner”. Si los dibujos eran en flash no entendía para que necesitaba el scanner, pero en fin. Finalmente me pasó todo lo que tenía… 6 personajes y 2 fondos. Aparte de eso me pasó muchos dibujos escaneados (de ahí el tema del scanner) de los cuales capaz algunos tenían que ver con la serie, pero lo inmediatamente utilizable eran esos 6 personajes. Viking heart me había pasado como 10 en menos de la mitad de tiempo… cosa que obviamente, olvidé.

Bueno, la cosa estaba encaminada. DiegoCuac me dijo que si necesitaba algo se lo pidiese, pero ya no tenía por que esperarlo mas, podía empezar yo. De última podía pensar en algo que necesitase en cuatro capitulos y pedirselo ahora. Me senté con el Flash y me di cuenta por que todos se terminaban yendo. Esta serie es una paja. Solo el primer episodio requería mas de 10 fondos, unos 25 personajes entre principales, secundarios y extras y muchisima animación. Hasta los dibujos que ya tenía no servían en todas las situaciones ya que había que redibujar cosas según la posición de los personajes o las cosas que tenían que hacer. Y ni hablar de que tenía que dibujar todas las minas, y ya saben por el update de Cosmo como me sale. Con razón querían guita. Para empeorar las cosas, cuando grabé las voces noté que solo de sonido tenía alrededor de 12 minutos, por lo cual el primer capítulo iba a durar como 15. La idea era hacer capítulos de 5 o 6 minutos. Algo hice mal. Además, este primer capítulo no solo continua en el segundo, sinó que el corte del final, donde iría un “Continuará…”, es completamente abrupto y hasta casi un insulto. ¿15 minutos para algo que ni siquiera empieza y termina? Algo hice mal. Luego recordé que hubo gente en cine que ignoró cosas como la correcta forma narrativa de una historia y hasta le puso un nombre coqueto (Dogma) y no solo se salieron con la suya sino que además los festejaron como innovadores, así que no tenía nada que perder.

Lupine según Lupine

Me puse a dibujar. Hice una casita y me deprimí. Me terminé mi café con Tia María y me puse a jugar al Serious Sam 2 (A propósito, no juego mas Lineage 2, no me escriban mas al respecto). Horas mas tarde, intenté de nuevo. A esta altura no tenía café y tomaba el Tía Maria del pico. No podía dibujar ni una casita, no se dibujar. Seguí tomando en mi frustración, hasta que en algún momento me quedé dormido.

Al despertar noté tres cosas: la botella estaba completamente vacía, me dolía la cabeza y en la pantalla tenía tres escenas hechas. Pensé en duendes pero no, claramente era obra mia: decía jo0joj0joj0o cada 15 cuadros. Los dibujos eran apurados pero safaban… ¿como puede ser? Recordé entonces la máxima de George Constanza: “Si realmente lo crees, no es una mentira”. El alcohol me ayudaba a convencerme al punto del autoengaño de que no solo podía dibujar sino que también era un groso en ello y que si Dios tuviese pija sería igualita a la mia.

Pasé todos los francos que le siguieron a ese momento encerrado en mi cuarto embriagado ya que la solución era tan obvia que nunca la había visto: La única manera de hacer la serie de LIA es completamente en pedo. Tres semanas mas tarde, estaba lista. Me deprimí. Estuve dos años intentando hacer algo que al final podía hacer en… un mes. De cualquier manera, como estaba en pedo no me importó tanto. Y así, llegamos al día de hoy. Tengo hasta el capítulo cinco en la cabeza, pero no estoy seguro si vale la pena hacerlos. ¿Seguiré con esto? ¿Tendrá cada capitulo un dibujante y estilo diferentes? ¿Aprenderé a dibujar por práctica? No se, hoy mismo al menos puedo mirar el primer capítulo, finalmente realizado y pensar, con una familiar sensación: “Es una basura.”

Click para ver el primer capítulo.

2 Responses to “Como hacer una serie animada”

  1. Forro Jhonson forrosinfronteras says:

    grosso, jaja

  2. Qué pasó con el Lineage 2? :O

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.